Foto: Twitter.

El gobierno consiguió los votos y sancionó el presupuesto 2019 de déficit cero que acordó con el Fondo Monetario Internacional. El proyecto obtuvo 45 votos positivos y 24 en contra y 1 abstención.

Se logró con el apoyo de una parte del bloque peronismo federal comandado por Miguel Pichetto y de los senadores que responden a los gobernadores que negociaron con el gobierno beneficios para las provincias como prenda de cambio. El bloque de Cristina Kirchner votó en contra.

El presupuesto contempla una inflación anual del 23%, una caída de la economía del 0,5% y un dólar a poco más de $40 promedio para el año entrante.

Presupuesto 2019: mirá los números del recorte de cada área

Con el objetivo de alcanzar el equilibrio fiscal, el Gobierno llevará a cabo una fuerte reducción de partidas para obras de infraestructura, educación, salud, violencia de género, vivienda y desarrollo urbano (que incluye cloacas y agua potable), entre otras.

Todas las partidas sociales perderán frente a la inflación, lo mismo que lo presupuestado para invertir en ciencia y tecnología. La única partida que superará a la inflación es el pago de intereses de la deuda, que representará el equivalente a 596.000 millones de pesos, con un alza interanual del 50 por ciento.