La diputada nacional Josefina Mendoza habló con MD y desestimó el encuentro realizado por un grupo interno denominado ‘Radicales Autoconvocados’ en el que votaron su destitución.

“Fue  una reunión de un grupo interno que no está conforme con una definición política respecto al armado de la lista. Obviamente yo lo desestimo porque es una definición de un grupo interno y porque soy presidenta producto de un acuerdo político”, aseguró Mendoza.

Radicales Autoconvocados impulsó 48 horas antes del cierre de listas a Matias Espain, que es el Secretario General del partido y funcionario de la Defensoría del Pueblo local. El elegido para ocupar el lugar en la boleta fue el presidente de la Juventud Radical de la Tercera Sección, Guido Goluscio.

“Hemos tenido el apoyo de Daniel Salvador y estoy completamente tranquila. El comité provincia desestima esto porque no es potestad del comité de distrito destituir ni expulsar a nadie, mucho menos a su presidenta”, agregó la legisladora.

Josefina Mendoza llegó al distrito con el objetivo de encarrilar institucionalmente al comité local del radicalismo luego de dos años de acefalía y con una gran cantidad de grupos internos a su interior. La última vez que la UCR logró meter un concejal en el Concejo Deliberante fue en 2009.

“Los intereses extrapartidarios que hoy hay en el radicalismo quedan a la vista. Fundamentalmente son del municipio, y hay actores dentro del radicalismo que les son funcionales. No me voy a retirar del comité, ni de la política local”, aseveró la ex presidenta de la Federación Universitaria Argentina.

El radicalismo logró ubicar a Goluscio en el tercer lugar de la nómina de ediles que acompañará la candidatura a intendente del ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, y hay grandes chances de que ingrese al recinto.

Tanto Mendoza como Goluscio fueron recibidos por el vicegobernador Daniel Salvador para recibir su apoyo y ratificar a la diputada como la conductora del comité de La Matanza.

“El radicalismo de La Matanza no es lo que se reunió ayer. Hay un montón de correligionarios que se suman a la campaña, que quiere militar y ahora estamos pensando como aportar en la fiscalización”, subrayó la presidenta de la UCR.

Y continuó: “en estos momentos es más importante fortalecer el espacio en La Matanza, más allá de la campaña, para seguir conformando una alternativa más que competitiva y con expectativas en estas elecciones”.

El radicalismo apuesta a ganar peso dentro de la estructura de Juntos por el Cambio y tendrá gran protagonismo en las ciudades del primer cordón del distrito, donde históricamente se concentró el voto boina blanca.

“Después de 10 años, vamos a volver a tener un concejal de la Unión Cívica Radical en La Matanza. Hay que apostar por la renovación y los nuevos cuadros, que era un mensaje que tenía que dar el radicalismo local”, finalizó Mendoza.