Un nuevo estudio de opinión llevada a cabo en julio volvió a reafirmar que la economía estará en el centro de la escena política durante las elecciones de este año.

La encuesta realizada por Proyección M&C en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sostiene que la mayoría de las personas (el 60%) ubica al eje Economía/Inflación como la principal problemática a discutir en la campaña. Le siguen los tópicos de empleo (56%), educación y salud (55,7%).

A su vez, las prioridades de los electores a la hora de votar son la situación social (35,3%), vinculada con el trabajo, pobreza y desigualdad, seguido por los temas de situación económica (25,4%) y corrupción (12,9%). Esto da cuenta que la imagen del gobierno sigue golpeada en el Gran Buenos Aires por la recesión económica, siendo el conurbano una de las zonas más golpeadas por el aumento del desempleo y la pobreza.

Por otro lado, existe un gran rechazo de los habitantes del AMBA al acuerdo que realizó el gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El 64% no le tiene confianza al FMI y el 56% cree que hay que renegociar la deuda, mientras que sólo el 19% le tiene confianza al organismo internacional y un 33% cree que se debe pagar en las condiciones que impone el FMI.

En ese sentido, el anuncio del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea no constituye un factor que mueva el amperímetro en la opinión pública. El 40,7% lo rechaza, mientras que sólo un 27,6% lo aprueba.

El Frente de Todos le saca 15 puntos a Juntos por el Cambio

Donde peor ve las cosas el gobierno es en el conurbano bonaerense, ya que el peronismo se impone con holgura a Juntos por el Cambio. Proyección realizó dos análisis de la intención de voto, uno con boleta corta y otro con boleta completa, donde se mide el arrastre hacia abajo que genera la debilitada imagen de Mauricio Macri en las boletas de la provincia y de Capital Federal.

En el escenario de boleta corta, es decir, midiendo sólo la intención de voto de los candidatos, la fórmula Kicillof-Magario se impone con el 43% mientras que la dupla Vidal-Salvador obtiene el 32% de los votos. Esto son 11% arriba para el ex ministro de Economía. En este escenario, la polarización hegemoniza la elección, ya que el resto de los candidato no superan el 3% de los votos.

Sin embargo, medido por intención de voto a las fuerzas electorales (boleta completa), el peso de la imagen negativa de Mauricio Macri amplia todavía más la diferencia que le saca la oposición al gobierno en el conurbano. El Frente de Todos obtiene el 47% de los votos mientras que Juntos por el Cambio 32%. Le siguen Consenso Federal con el 11% y Despertar con 4,5%.

La tendencia es muy favorable hacia los candidatos del Frente de Todos. Desde la consultora señalaron a MD que en 2015 la boleta de Anibal Fernández en el AMBA figuraba 2 puntos arriba en las mediciones que realizó la consultora. Fue en ese contexto en el que logró imponerse Vidal como gobernadora.

En el escenario nacional, la dupla Fernández-Fernández tiene un 45% de intención de voto mientras que Macri-Pichetto cosechan un 30%. Según la consultora, en un escenario de balotage los candidatos del Frente de Todos (48%) se impone a Juntos por el Cambio (37,4%).

*La encuesta se realizó entre el 1 y el 7 de julio a 1011 casos en el Área Metropolitana Provincia de Buenos Aires (CABA/GBA). Se hizo por relevamiento On-line y con utilización de paneles. Tiene un error muestral del 2,75% y confianza del 95,5%.