Un estudio realizado por la consultora Proyección reveló que la inseguridad continúa a tope de las preocupaciones de los bonaerenses al finalizar el gobierno de Cambiemos en la provincia.

El 63,1% de los encuestados indicó que la inseguridad es uno de los principales problemas que debe atender el gobierno de la provincia. Más atrás se ubican la educación, con un 48,8% y la deuda, con el 41,2%.

Santiago Giorgetta, director asociado de la consultora explicó a MD que a partir del resultado del estudio, realizado durante la segunda semana de enero, se evidencia que “la gestión de Vidal se ocupó de inseguridad, lucha contra las mafias y barrabravas y la población sigue preocupada por los hechos de inseguridad. Demuestra un fracaso de la gestión de María Eugenia Vidal”, concluyó.

Al consultar cómo afectó en términos de imagen la salida del gobierno, Giorgetta indicó que hubo una pérdida significativa en la imagen de Vidal. Si bien mantiene una imagen positiva similar a su resultado en votos en la última elección, “es la dirigente que más imagen perdió. A esta altura el año pasado tenía más de 50% de imagen positiva”.

La irrupción de Jorge Macri en la escena buscando desplazar a Vidal durante el debate de la ley impositiva no mejoró el posicionamiento de Juntos por el Cambio. Luego de la discusión pública, sólo el 23,3% de los encuestados consideraron que el rol opositor de la alianza fue positivo, mientras que el 56,5% lo consideró negativo.

El apellido del ex presidente no suma más que voto duro: la imagen de Mauricio Macri, que apenas alcanza un 32% en su valoración positiva, muy por debajo de los votos de su espacio político.

Cómo evoluciona la imagen del oficialismo

“Alberto dio medidas concretas, que le permitieron empezar a saltar la grieta. Tiene más imagen positiva que los votos que obtuvo en octubre, y menos imagen negativa que los votos de Macri” consideró Giorgetta al señalar que el presidente acumula un 55,5% de imagen positiva.

En cuanto a la imagen positiva del gobernador, que se mantuvo dentro de su base de votantes con un 51%, Giorgetta evaluó que “Axel todavía no tuvo una medida de gobierno que afecte de manera tangible a los bonaerenses por la situación en la que está la provincia”, en relación a los dos debates que cobraron relevancia pública, la ley de emergencia y la actualización impositiva, más relacionados a cuestiones macro.

Las expectativas de mejoras en el inicio del gobierno de Kicillof, la mayoría se volcó por cuestiones económicas. El 58,9% espera una mejora en la producción y 58,4% en la compleja situación de deuda que enfrenta la Provincia.