Foto: Nacho Eguiguren

Ediles de diferentes sectores de la oposición reclamaron la creación de una comisión que realice un seguimiento de las compras directas a cargo del municipio, luego de que el HCD local apruebe la emergencia alimentaria, sanitaria, educativa, social, económica y de seguridad.

Además, solicitaron el libre acceso al sistema informático RAFAM, que es el medio con el que cuentan los ediles para controlar el gasto de recursos que realiza la municipalidad. El jefe de bloque del Frente Renovador, Daniel Novoa, fue quien realizó el pedido durante el debate legislativo.

“A nosotros nos preocupa la compra directa. Hay una resolución del Honorable Tribunal de Cuentas del 2016 donde dice que los concejales debemos tener acceso permanente al sistema informático RAFAM para enterarnos de las compras y en este municipio eso no se cumple”, puntualizó Novoa.

Con esa misma tónica se pronunció el edil macrista Miguel Racanelli, quien también solicitó el control de las adquisiciones realizadas por el poder Ejecutivo municipal.

En ese sentido, el jefe del bloque Justicialista, Ricardo Rolleri, aseguró que iba a hacer la gestión para que los concejales tengan toda la información” y anuncio la creación de la comisión de seguimiento de las compras directas que realice el municipio con integrantes de todos los bloques.

Según anuncio Rolleri en su intervención, todos los bloques opositores contarían con un representante en la comisión que se encargue de hacer el control a la aplicación de esta ordenanza aprobada.

“Vamos a acompañar el proyecto en general pero nos vamos abstener de votar el artículo 6, salvo que se incorpore el acceso al sistema RAFAM en carácter permanente para saber los gastos que realiza el municipio”, agregó Novoa durante el debate y adelantó que su sector hará una presentación ante el Tribunal de Cuentas para acceder a dicho sistema.