El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de La Matanza condenó a reclusión perpetua a Juan Manuel Pinto, que es un ex agente de inteligencia que asesinó a su pareja Julieta Gómez el 17 de septiembre de 2017. El femicidio ocurrió en la localidad de Gregorio de Laferrere.

La víctima era oficial de comunicaciones de la PFA y tenía un hijo en común con Pinto, que quedó bajo tutoría de la familia materna. La causa quedó caratulada como “homicidio agravado por la relación de pareja preexistente”.

Matanza Digital habló con el padre de Julieta Gómez

Desde la querella aseguraron que el femicida Pinto quiso plantar la hipótesis de que Julieta se había suicidado. La sostuvo desde el momento en el que los familiares de Gómez y la policía llegaron al hogar donde ocurrió el crimen.

Según las pericias judiciales, la trayectoria que recorrió la bala era incongruente con la hipótesis del suicidio ya que el disparo se produjo a 45° de la sien del lado derecho, pero el arma que supuestamente utilizó Julieta apareció debajo de su muslo izquierdo. Por lo tanto, los peritos balísticos desestimaron que haya podido dispararse sola.

Pinto permanece detenido desde días después del femicidio y ahora deberá afrontar la máxima pena que brinda la justicia. El hijo que tenía con la víctima quedó bajo tutela de la familia de Julieta.

Noticia en desarrollo.

 

Si sufrís o sabés de alguien que sufre violencia de género podés llamar a la línea 144 de manera gratuita, las 24 horas y en todo el país.