“Cada vez hay más fábricas cerradas y falta trabajo. La situación cada vez se complica más. No hay dialogo y eso nos lleva a una medida de fuerza”. Con esas palabras, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, confirmó que los colectivos y los subtes no funcionarán el martes de la semana que viene.

La protesta afectará también el servicio de trenes: los dos gremios mayoritarios del sector, La Fraternidad y Unión Ferroviaria, adhieren a la medida de fuerza. Tampoco habrá vuelos, bancos, recolección de residuos ni actividad portuaria.

“No queremos destruir a ningún gobierno, queremos que se siga respetando al democracia pero hay que buscar el dialogo”, sostuvo Fernández en declaraciones que dio a radio Mitre.