Elsa Pavón declarando en el juicio. (Foto: CTA Buenos Aires)

Este miércoles tuvo lugar una nueva audiencia por los crímenes cometidos en el ex centro clandestino de detención Brigada de Investigaciones de San Justo. El Tribunal Oral Federal n° 1 de La Plata escuchó el testimonio de la militante de derechos humanos Elsa Pavón y de los sobrevivientes Jorge Eduardo Heuman y Eduardo Luis Nieves.

Elsa Pavón es la abuela de Paula Eva Logares, la primer nieta que fue restituida en el año 1984. Ofreció testimonio por la desaparición de su hija Mónica Sofía Grinspon y su yerno Claudio Logares en 1978. Su nieta Paula -que también es querellante en la causa- fue separada de sus padres y apropiada por el sub comisario de la Brigada de San Justo, Rubén Luis Lavallén.

“Le mostré unas fotos de los padres y una de ella. Y me dijo: “Esa foto (la de ella) es muy nueva”. Le expliqué que la amplíe para que la veo mejor, que la original estaba en casa. Le pregunté si se acordaba cuando el papá la subía a ‘cococho’ y miraba la luna. Y que ella no le salía decir Claudio, le decía ‘caio’. Lo repitió 2 veces y se largo a llorar. Luego de eso se durmió”, declaró Elsa Pavón esta mañana, retratando los primeros encuentros que tuvo con su nieta en la década del ’80. Sus padres aún continúan desaparecidos.

Tras la restitución de su nieta, Elsa Pavón se convirtió en una militante de derechos humanos y en testigo de los juicios por la memoria. Es la titular de la Asociación Anahí, la organización fundada por la abuela de Plaza de Mayo, Chicha Mariani, quién nombró a la fundación en honor a su nieta apropiada por la dictadura, Clara Anahí. Mariani falleció este año y su nieta aún no fue restituida.

Este miércoles también declaró Jorge Eduardo Heuman, quién fue integrante de la junta vecinal de un barrio de La Tablada, y lo secuestraron a fines de marzo de 1978. Permaneció alojado en la Brigada de San Justo hasta que fue liberado. Por último, brindó su testimonio Eduardo Luis Nieves, secuestrado a fines de diciembre de 1977 con su esposa y una pareja amiga. Todos permanecieron alojados en la Brigada de San Justo y posteriormente fueron liberados.