Este mediodía desde la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol en Paraguay, el presidente de la entidad brindó una conferencia en la que se conocieron los detalles de la nota que recibieron los presidentes de River Plate y Boca Juniors.

Según lo resuelto en la reunión de comité ejecutivo el partido se va a disputar en otro país porque se considera que en Argentina las condiciones de seguridad no están garantizadas, resta definir sede y horario. Lo único que se conoce es que será el Sábado 8 o Domingo 9 de Diciembre.

Las posturas que tienen los mandatarios de los clubes son completamente opuestas. Rodolfo D’Onofrio quiere jugar el partido a todo lugar y definir el campeón en el terreno de juego; Daniel Angelici no tienen esa intención y presentó la documentación correspondiente para evitar jugar, amparándose en los sucesos del año 2015 cuando fue considerado como ganador el conjunto Millonario.