El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, informó hoy que España cuenta actualmente con 224 brotes de coronavirus activos, lo que supone 23 más que dos días atrás, mientras la situación se estabiliza en Cataluña, con lo que se espera que Francia no plantee un cierre de sus fronteras con la norteña región.

“La mayoría de brotes están controlados”, subrayó Illa al intervenir en una sesión de control a los miembros del Gobierno español en el Congreso de los Diputados.

El máximo responsable de la gestión de la pandemia en España explicó que los 224 brotes de coronavirus activos llevan asociados 2.622 casos de contagiados, y que la mayoría están relacionados con actividades laborales de recogida de fruta y a “espacios donde se están relajando las medidas para contener el virus” como, por ejemplo, los entornos familiares o durante el ocio nocturno.

El país ibérico alcanzó el pico de contagios el 20 de marzo (10.833), seis días después de la declaración del estado de alarma que mantuvo a la población bajo un estricto confinamiento hasta el 21 de junio, cuando los casos de Covid-19 habían descendido hasta 222 por día.

A un mes de finalizar el confinamiento, los contagios se multiplicaron casi por cuatro, aunque la gran mayoría son casos asintomáticos o leves.

Por su parte, Gabriel Attal, vocero del gobierno francés informó hoy que el presidente francés Emmanuel Macron, evaluará con su Consejo de Defensa la posibilidad de cerrar las fronteras para evitar la expansión del coronavirus.

Tras varios días de especulaciones sobre eventuales cierres en la frontera con España por los rebrotes declarados en varias ciudades, el Gobierno admitió que todas las hipótesis están abiertas.

“No descartamos nada por principio. Observamos la situación tal como es. Observamos todas las medidas que se pueden tomar para proteger la seguridad sanitaria”, dijo Attal en declaraciones al término del Consejo de Ministros.

La Comisión Nacional de Salud china informó hoy 11 nuevos casos de coronavirus detectados, 8 de contagio local y 3 de ellos “importados”. Dos se registraron en la ciudad oriental de Shanghai y el otro en la provincia suroccidental de Sichuan.

Así mismo, la semana pasada, las autoridades de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang en China declararon a la zona bajo un rebrote luego de registrarse un caso positivo el jueves, 16 el viernes, 13 el sábado y 17 el domingo, por lo que pusieron en marcha medidas de confinamiento, de suspensión de los transportes y una campaña masiva de test.

En Australia, las autoridades del estado de Victoria reportaron hoy un nuevo récord diario de infecciones de coronavirus, tras detectar en las últimas 24 horas 484 casos positivos y dos muertes, lo que configura la cifra más alta de infectados desde que se inició el rebrote, a principio de este mes, en Melbourne.

El Primer Ministro, Daniel Andrews, señaló hoy que más de la mitad de los nuevos infectados no se aisló al sentir los primeros síntomas del virus ni cuando fueron a hacerse la prueba.

“Un 53% de la gente continuó haciendo sus compras, trabajando o haciendo otras cosas”, comentó Andrews, al advertir que si se agrava la situación el re-confinamiento “durará más tiempo”.

Desde el 7 de julio hasta el 21, el estado de Victoria, al sureste del país, detectó 3.810 casos positivos de Covid-19, lo que supone más del 29% del total de casos registrados en Australia desde el inicio de la pandemia.

El jefe médico local, Brett Sutton, indicó hoy a los medios que es posible que los casos aumenten en las próximas jornadas a “entre 500 a 600” contagiados diarios mientras hacen efecto las medidas de restricción adoptadas para frenar la expansión del nuevo virus, informó la agencia de noticias EFE.

Por este motivo, el estado de Victoria, el más importante de Australia, desde el 9 de julio aplicó una segunda cuarentena en la ciudad de Melbourne, con alrededor de 5 millones de habitantes, y la localidad de Mitchell que durará hasta el 20 de agosto. Además, desde este jueves será obligatorio el uso de mascarillas en esas dos ciudades.

Mientras tanto en Chile, las autoridades de salud informaron que se mantiene la mejora en las cifras de la pandemia en el país, a pesar de reportar este lunes 130 nuevos fallecidos y más de 2.000 nuevos contagios, mientras que señalaron que son “conscientes” de un posible rebrote.

Sobre la cifras, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, señaló que se presentaron 2.099 casos nuevos, para totalizar 333.029 contagiados.

El ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó que “la variación de casos confirmados a nivel nacional en los últimos siete días ya alcanza al menos -20%”, luego de la crisis hospitalaria que afectó Chile y en especial a la capital en los meses de mayo y junio.

El día lunes, la embajada paraguaya en la Argentina, a través de un comunicado informó que el gobierno de Paraguay cerró la sede de su consulado ubicada al 3241 de la calle Almafuerte en la localidad matancera de San Justo, “por el término de 14 días corridos” a raíz de “la detección de casos confirmados de Covid-19 en el personal de” esa oficina.

Mientras tanto, seguirán funcionando normalmente los consulados en la Ciudad de Buenos Aires y en La Plata, precisó la nota, publicada en el sitio web de la cancillería paraguaya.

En tanto, el ministro del Interior, Euclides Acevedo, pidió “un trabajo coordinado y controles sanitarios entre municipios, gobernaciones y el Ministerio Público”, a fin de evitar un brote de contagios tras iniciarse la fase 4 de la salida gradual de la cuarentena.