El proyecto de la división de La Matanza presentado por el legislador del GEN, Marcelo “Oso” Díaz,  y que cobró relevancia durante los últimos meses por el impulso que le dio la gobernadora María Eugenia Vidal, fue rechazado en una encuesta por el 49% de los vecinos. En tanto, el 30% está de acuerdo, y el 21% restante no se manifestó por ninguna de las dos opciones.

El trabajo además evidencia un crecimiento de los vecinos que rechazan el proyecto. La consultora a cargo del estudio, Articulat Consulting, señaló que desde las primeras mediciones (realizadas en abril), los que se oponen a la división del municipio pasaron del 27% al 49% actual. También se redujo el número de los que no saben o no contestan, de 43% al 21%, lo cual señala que quienes tomaron posición optaron por el rechazo.

Además, aumentó considerablemente el nivel de conocimiento por parte de la población: el 61% señaló estar al tanto, un número mucho mayor a los registrados por otros estudios a principios de año.

El sociólogo Leandro Navarro, responsable del informe, precisó que “el dato más significativo del estudio es que casi la mitad de los vecinos de La Matanza se oponen al proyecto y temen que, en caso de llevarse adelante, produzca un incremento de la desigualdad entre las diferentes localidades”. En efecto, el 47,84% de los vecinos, consultados por las desventajas de la división, consideró que, de concretarse, generaría mayor desigualdad social entre los habitantes.

Por último, fue significativa la percepción de los vecinos acerca de la finalidad del proyecto: un 60,45% consideró que la división persigue una finalidad política o electoral, mientras que sólo el 18,26% respondió que el objetivo es mejorar la gestión.

El informe de la consultora se realizó entre el 14 y el 17 de octubre, cubriendo todas las localidades y con 1000 casos presenciales. Este dato no es menor, ya que todos los estudios publicados hasta el momento consistían en encuestas telefónicas o por las redes sociales.