Héctor Daer: "no hay lugar para la ruptura" (Foto: Luis Novaresio)

Luego del principio de acuerdo alcanzado por la cúpula de CGT y el Gobierno Nacional, recrudeció la discusión en torno a un paro nacional. Mientras desde la conducción anunciaron apostar al diálogo con el macrismo y el empresariado, desde distintos sindicatos de la CGT y las CTA no tardaron en llegar las críticas, por considerar insuficiente la propuesta que presentó Jorge Triaca en la reunión de este miércoles.

La tensión interna de la CGT se hizo evidente de la mano de Pablo Moyano, quien integra la comisión directiva de la Central. En referencia de la propuesta de un bono de fin de año, había adelantado que de aceptarse podría dar un paso al costado: “si la CGT acepta un bonito o maquillaje, no tiene sentido seguir en ese espacio”, había sentenciado el camionero. En respuesta, el massista Héctor Dáer, uno de los integrantes del triunvirato CGTista, señaló a Télam que “no hay lugar por la ruptura”, a la vez que ponderó el acuerdo alcanzado ya que significa “un paso, un avance” que ayuda a “recomponer la caída en los sectores más vulnerables”.

La (por ahora) victoria del oficialismo

Mientras tanto, el presidente Macri adelantó ante empresarios del coloquio IDEA (que reúne a los principales referentes del establishment económico del país), un decreto que se firmó hoy, que dispone un ámbito tripartito de discusión “en comisiones referidas al sostenimiento y la promoción del empleo y al crecimiento de la producción”. En rigor, establece una mesa para contener a empresarios y la jerarquía de la CGT durante “el proceso de ordenamiento en el que actualmente se encuentra la economía nacional”.

El sindicalista de UPCN Andrés Rodríguez, cercano al Gobierno, supeditó el acuerdo a la discusión del bono para trabajadores públicos y privados, algo que es resistido por los sectores patronales. En declaraciones a Radio el Mundo “el paro está suspendido, si se quiere, pero todavía no lo descartamos”, y explicó que “la negociación está encaminada”, aunque aún “no está resuelto” el bono de fin de año para los empleados estatales que representa.