El municipio de La Matanza criticó duramente el nuevo aumento previsto para la tarifa de gas en las Audiencia Pública convocada por el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAR). Los planteos contra el nuevo cuadro tarifario fueron presentados por el Jefe de Gabinete municipal, Alejandro Rodríguez, quien además estuvo acompañado por el subsecretario General de la Producción, Javier Rando; que asistieron representando a la comuna.

“Nos oponemos a este aumento que es un nuevo tarifazo de más del 50% como promedio para los hogares y que será peor en el caso de comercios y pymes, porque en esos sectores el aumento va a llegar casi al 60%. El Gobierno está dispuesto a aplicar esos aumentos casi de inmediato, a partir del 1 de diciembre. Y deben comprender que los hogares de La Matanza no pueden asumir semejante aumento”, señaló Rodríguez, en la audiencia.

Para el jefe de Gabinete “no hay ninguna variable de la economía que justifique este aumento. Los salarios, las jubilaciones y los ingresos de las pequeñas industrias no han aumentado en semejante nivel, al contrario, han caído en términos reales”.

Asimismo, se refirió al complejo escenario que deben afrontar las Pymes: “el Gobierno plantea aumentos de casi 60%, lo que se considera inaceptable por el daño que provoca en el empleo y en la capacidad productiva. Ese aumento en la tarifa de Pymes y comercios es un nuevo castigo para La Matanza. No debe aumentarse. Y si se avanza en el aumento, tiene que haber mecanismos de descuentos muy fuertes para las verdaderas generadoras de empleo que son las Pymes”, sostuvo.

El tarifazo

El aumento anunciado por el gobierno, a través del subsecretario de Exploración y Producción del Ministerio de Energía y Minería, Marcos Porteau, prevé aumentos en hogares en promedio al 45 por ciento: van desde el 58% en los sectores de menor consumo hasta 45% en los de mayor consumo. El ajuste de tarifas será regresivo, es decir, a mayor consumo, el ajuste es menor.

Las industrias y comercios también sufrirán nuevos aumentos. Entre los últimos, por ejemplo, la mayor parte debería pagar un 58 por ciento más a partir de diciembre, mientras que para una porción menor el ajuste sería del 38 por ciento. En el caso del gas natural comprimido (GNC) también habrá aumentos por el ajuste pero responderán a los precios que dispongan las estaciones de servicio.

Si bien la audiencia pública, donde el gobierno presentó el aumento, no es vinculante; por lo que será el Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas) quién decidirá si acepta la propuesta oficial o no.