El área quedó envuelta en polémicas luego de que se conociera un recorte presupuestario de casi el 40% en la rendición de cuentas del 2017. Esa dependencia municipal contaba con $27.900.000 presupuestados y sufrió una merma de $16.800.000.

Por ende, distintas organizaciones ambientales de La Matanza hicieron conocer su repudio a estas medidas, como fue el caso de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados contra la CEAMSE de González Catán.

Uno de los referentes de esa asamblea, Hugo Osores, aseguró que “el municipio entiende como un gasto lo referido a las políticas ambientales. Es una expresión del gobierno municipal de que no le importa la vida de los vecinos”.

Además, Osores aseveró que no son recibidos por la titular de esa cartera, Karina Rocca, desde el año pasado y que no le brindaron ninguna solución a sus reclamos sobre la problemática de la basura.

Como resultado de la movilización de los vecinos hemos conseguido que se cree la Secretaría de Medio Ambiente y el sueldo que Karina Rocca es el resultado de la lucha de los vecinos y vecinas de Catán y de La Matanza”, destacaron desde la asamblea de vecinos.

Entre los recortes más importantes resonaron la quita de recursos para el cuidado de la reserva natural de la localidad de Ciudad Evita, que ronda el $1.500.000, y la paralización de la creación de plazas saludables.

En ese sentido, Hugo Osores le atribuye esos problemas a que la Secretaría “no tiene presupuesto y capacidad resolutiva. Las políticas de ambiente las toma el ejecutivo municipal y su círculo rojo más cercano”.

Por último, durante la última rendición de cuentas algunos concejales de la oposición, como Miguel Saredi  y Daniel Novoa , hicieron referencia al tema y pidieron explicación al respecto.