Una represión desatada por efectivos de la policía de la Provincia de Buenos Aires tuvo como saldo la muerte de un militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) tras recibir dos balazos de plomo.

El conflicto tiene su origen en una toma de tierras que se originó hace casi seis años en el sitio arqueológico Tres Ombúes, donde se emplaza un cementerio indígena de los querandíes y los vecinos reclaman que sea parte de la reserva natural de Ciudad Evita.

El sitio está ubicado en la intersección de Camino de Cintura y la Autopista Ricchieri, que constituye un reservorio natural de agua al estar emplazado sobre humedales del Río Matanza.

Ciudad Evita: Denuncian la destrucción del sitio arqueológico Tres Ombúes

El Instituto Nacional de Pensamiento Latinoamericano reconoció a ese lugar como un yacimiento arqueológico que debía preservarse, pero ahora peligra su continuidad.

Organizaciones políticas, sociales y ambientalistas, junto a las y los vecinos, denunciaron este hecho y recayó en el Juzgado Federal N°2 de San Martín, que se pronunció a favor de detener las construcciones y preservar el patrimonio cultural.

La tensión con las fuerzas de seguridad fue en aumento en las últimas semanas por el ingreso de nuevas personas a la toma de terrenos en el lugar.

Desde el colectivo Tres Ombúes, que pide la preservación del sitio arqueológico, emitió un comunicado repudiando la muerte de Rodolfo Orellana y denunciando que se les había advertido a los diferentes estamentos gubernamentales sobre los negocios inmobiliarios en la zona.