Las modificaciones anunciadas por Aranguren para acceder al beneficio de la tarifa social para el servicio de gas proyecta llegar a 1.700.000 hogares, lo que equivaldría al 20% de usuarios que tienen acceso al gas de red. Según anunció el ministro, otro total de 2.700.000 de consumidores que carecen de servicio de red natural “tienen apoyo del Gobierno en el plan de garrafa social” y podrán acceder a dicho beneficio.

Los criterios actualizados para acceder al beneficio abarca a las siguientes poblaciones:

  • Jubilados, pensionados, monotributistas y trabajadores en relación de dependencia que cobren el equivalente a dos salarios mínimo, vital y móvil, es decir, menos de $15.120 brutos por mes.
  • Empleados y empleadas de servicio doméstico
  • Inscriptos en el Monotributo social
  • Beneficiarios de programas sociales
  • Personas que cobran seguro de desempleo
  • Personas discapacitadas y/o electrodependientes
  • Veteranos de guerra Malvinas y Atlántico Sur

Por otra parte, la actualización contempla un criterio de exclusión respecto de la antigüedad de los vehículos a nombre del titular: para acceder a la tarifa social deberá tener un auto con antigüedad menor a 10 años de antigüedad para no quedar excluido. Este último requisito no aplica a discapacitados o personas electro-dependientes.