Desde esta mañana, el presidente Alberto Fernández se encuentra reunido con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, analizando los informes técnicos del Ministerio de Salud y otras carteras, sobre los resultados de la medida dispuesta el 20 de marzo -luego prorrogada hasta el domingo 12 de abril-  para comenzar a definir la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus.

En tanto, ayer, en declaraciones que hizo a Canal 13 el presidente de la Nación, Alberto Fernández expresó que “en muchos industriales hay preocupación por abrir las fábricas y hay cierta ansiedad que comprendo” y pidió a la gente que “escuchen a los expertos para que se den cuenta de lo que pasa y cuáles son los riesgos”.

Asimismo, dijo que el gobierno ve “cierto relajamiento” en el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que le “preocupa” y aclaró que “no hay ningún levantamiento de la cuarentena” a partir del próximo lunes 13 de abril.

“El control se relajó, (el martes) le pedí a los ministros que se pongan más estrictos y hagan controlar caso por caso”, dijo el mandatario. Y agregó: “Necesito que la gente no circule, que no haya más de seis personas por colectivo”.

Según trascendidos, el Presidente evalúa extender el aislamiento hasta el próximo jueves 23 y el anuncio oficial se prevé que se realice el domingo de Pascuas.

Flexibilización de la cuarentena

El martes, el mandatario mantuvo desde la Quinta de Olivos una videoconferencia con los gobernadores de todo el país con los que analizó la situación de cada uno de los distritos frente a la propagación del coronavirus y les anunció que la cuarentena continuará después de Semana Santa para “no tirar por la borda” el esfuerzo que hizo la sociedad.

En la mencionada reunión, Fernández habló sobre la posibilidad de autorizar la construcción, primero del sector público y luego del sector privado a la vez que prometió mandar un detalle puntual en estos días.

El Presidente dijo que la intención es permitir que retomen algunos pocos rubros de la industria y del comercio respetando los protocolos de salud muy rígidos y de manera muy selectiva: horarios reducidos y un máximo de gente junta.

Por otro lado, señaló que no se retomarán los vuelos de cabotaje ni el transporte público terrestre de media y larga distancia entre provincias.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, adelantó en declaraciones a los medios, que ya se encuentran trabajando junto al Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo, para lograr una cuarentena por barrios a partir del lunes 13 de abril.

La funcionaria nacional explicó que “tenemos programas desarrollados para poder llegar a los asentamientos con acciones que permitan que se trabaje dentro del mismo barrio para

Maria Eugenia Bielsa – ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación

garantizar este aislamiento barrial. Tenemos que hacer coincidir de una manera virtuosa la posibilidad de trabajar en la casa, mejorar la situación habitacional de su familia o los vecinos sin generar una movilización masiva que no pueda ser controlada”.

“Estamos redireccionando algunos programas de financiamiento internacional para asistir propietariamente a esos sectores”, aseguró en declaraciones a El Destape Radio.

“Este segundo momento de la cuarentena será un momento selectivo. En esta segunda etapa la idea es poder trabajar en esos barrios para promover un aislamiento barrial que nos permita un desembarco de la economía en términos de construcción vinculado a permanecer en el barrio”, aseguró.

“Sabemos que en los asentamientos el aislamiento no es el mismo que en el resto de la sociedad, por lo que necesitamos generar trabajo local y, por ejemplo, arreglar la casa”, manifestó.