En el marco de la Emergencia Sanitaria declarada por el Intendente Fernando Espinoza, para todo el territorio del Partido, el municipio está realizando un operativo de control en espacios de reunión social, para hacer cumplir lo dispuesto en la Resolución N° 308/2020 que establece “la suspensión durante un plazo de 15 días de las actividades comerciales que impliquen asistencia masiva de público como las confiterías bailables, bares con espectáculos, salones de fiesta, bingos, ferias gastronómicas, circos, espectáculos deportivos y similares”.

Los inspectores realizan un recorrido por las calles del distrito para corroborar que se cumpla lo dispuesto y en caso contrario aplicar la sanción que corresponda.