Esta tarde el Frente de Izquierda Unidad organizó el acto de cierre de campaña en Plaza San Justo. La actividad estuvo liderada por los referentes del Partido Obrero, Néstor Pitrola, precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, y Romina Del Plá, precandidata a vicepresidenta por la lista que lidera Nicolás Del Caño. Referentes locales acompañaron el acto.

“Estamos ante unas elecciones en las que los planes del Gobierno han fracasado rotundamente dejando al país en el abismo económico, en una catástrofe social y lanzando falsas promesas. La oposición se propone negociar con el FMI, pagar una deuda impagable, ilegítima y usuraria, imponer sus reformas contra los trabajadores y jubilados y una nueva devaluación que solo va a devaluar los salarios, las jubilaciones, la educación y la salud”, aseveró Del Plá ante los simpatizantes que acompañaron la actividad.

Además, agregó: “el único planteo realista de salida para el país y para los trabajadores es el del Frente de Izquierda: romper con el FMI, repudiar la deuda fraudulenta, nacionalizar la banca y defender el ahorro nacional para destinarlo a un plan de reindustrialización del país bajo la dirección de la clase obrera. Contra este sistema, por los derechos de los trabajadores, por el aborto legal, contra la represión y para que la crisis la paguen los capitalistas, reforcemos al FIT este domingo”.

Por su parte, Néstor Pitrola, dijo: “en la enorme campaña que hicimos en la provincia de Buenos Aires, constatamos que los bonaerenses sufrimos muy duro la Provincia quebrada que nos deja Vidal: los cierres de fábrica, los despidos, la precarización laboral, la crisis de infraestructura, de vivienda, en la salud, en la educación, la policía del gatillo fácil. Su campaña de laboratorio no pudo ocultar los movimientos de lucha de vecinos, obreros, estudiantes y familiares de víctimas de la represión de los que hemos sido parte”.

Su intervención contó con críticas a los referentes de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos. “Kicillof y Magario, que se postulan como alternativa para los trabajadores de la provincia son el PJ de los intendentes y legisladores peronistas y del Frente Renovador que cogobernaron con Vidal, quien contó con el apoyo irrestricto de Sergio Massa y del PJ y que corrieron a reunirse con el FMI. La grieta es trucha y la polarización engañosa”, aseveró.

Y cerró: “de la mano del FMI no hay salida para los trabajadores. Vienen por los derechos laborales, a recortar y privatizar las jubilaciones, también la salud y educación. Cuando se evidencia la fragilidad de la situación económica del país, su política nos llevará a una quiebra que volveremos a pagar los trabajadores. Un voto masivo al FIT Unidad, en cambio alteraría la situación política, reforzando la lucha del pueblo trabajador”.