Una maestra y la directora del jardín “Crecer Imaginando en Libertar” (CIEL) fueron despedidas a fines de diciembre de 2019, luego de que se afiliaran al sindicato en el que buscaban apoyo para hacerle frente a los hostigamientos que sufrían. Así lo denunciaron desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) filial La Matanza, desde el que cuestionaron un comportamiento abusivo por parte de la institución.

“Tenían actitudes patronales y de mucho hostigamiento hacía las docentes”, explicó a MD la secretaria gremial de SADOP, Romina Cortaberria. El jardín CIEL se ubica en Juan B. Justo 4650, en Gregorio de Laferrere y tiene como empleador a la Cooperativa La Juanita, cuyo fundador es el diputado nacional por la Coalición Cívica, Héctor “Toty” Flores, y su directora es Silvia Flores, hija del legislador macrista.

Según denunció Cortaberria: “a las docentes las convertían en socias de la cooperativa -como actuantes de las cooperativa pero no en el reparto de las ganancias- y las hacían participar de otras actividades que están por afuera de su rol docente”. Esas actividades estaban vinculadas con el rol político que juega la institución en Laferrere.

Ver más: Héctor “Toty” Flores apuntó contra los pobres por “no preocuparse por producir”

“Las hacían participar en actos de campaña de Cambiemos, hacer actividades barriales y viajar fuera del horario laboral, como, por ejemplo, hacer un censo en el barrio a las 6 de la tarde. Si ellas no podían cumplir con las tareas, venía una catarata de maltratos y acosos, de hacerlas sentir mal, de decirles que no valoraban el lugar, que no valoraban su trabajo”, sumó la gremialista.

El lugar empleaba a 10 trabajadoras docentes, que se habían habituado a la dinámica de trabajar en una institución que mezclaba su rol docente con la política partidaria. De hecho, el jardín fue visitado en múltiples ocasiones durante la campaña electoral por personalidades del PRO como la ex gobernadora María Eugenia Vidal, el candidato a intendente de La Matanza Alejandro Finocchiaro o el ex ministro de educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny.

“Trabajaban con mucha presión, esto es lo que las trajo al sindicato. Pero cuando empezaron a sindicalizarse, la cuestión se puso más tensa. Las convocaron a una reunión un sábado pero faltaron porque le dijimos que no correspondía. Finalmente, a fines de diciembre le llegó un telegrama de despido a una docente, que era la que más metida estaba con el sindicato, y a la directora del jardín”, narró Cortaberria.

Los despidos sin causa se llevaron a cabo coincidiendo con el fin del ciclo lectivo, por lo que el resto del plantel docente se encuentra alerta, bajo la sospecha de que en el reinicio de las clases puede haber nuevos despidos. “Creemos que a la vuelta de las clases en febrero va a haber un cimbronazo”.

Con la plata de todos y todas

La institución surgió como una iniciativa privada, financiada por la cooperativa La Juanita y apadrinada por el director de cine Juan José Campanella. En el año 2017 consiguió ser subvencionada en un 100% por el Estado, lo que implica que la totalidad de los salarios docentes pasaron a ser financiados por las arcas públicas. “Tras un año de gobierno de Cambiemos, consiguieron el 100% de la subvención estatal, que no lo tenían hasta entonces”, confirmó Cortaberria.

La gremialista explicó que el subsidio estatal está pensado para aquellas instituciones que no pueden hacerle frente al pago de salarios. En este sentido, desde SADOP denuncian que la Cooperativa reclama al Estado una subvención para pagar los sueldos docentes, al mismo tiempo que tiene el capital suficiente para llevar a cabo despidos sin causa, abonando indemnizaciones millonarias.

Ver más: Polémica por la donación de papas de descarte para los vecinos de La Juanita

“Las docentes cobraron doble indemnización (debido al decreto anti despido sancionado por Alberto Fernández). Las dos indemnizaciones suman más de medio millón de pesos. Es un número exorbitante para una Cooperativa que es subvencionada en un 100% por el Estado, pero no tuvieron ningún problema en hacerlo para que se vayan las docentes”, criticó la gremialista.

Es por eso que el sindicato pide que se le retire la subvención estatal a la institución, ya que demostró capacidad de pago para llevar a cabo los despidos. El reclamo se da en el marco de la ley presentada por SADOP en la legislatura bonaerense, que busca frenar los despidos sin causa en las instituciones privadas que son sostenidas por el Estado.

“En diciembre hubo 100 despidos de docentes en la provincia. Si tienen plata para despidos sin causa, que el Estado le quite la subvención, porque ese dinero que le piden no está siendo necesitado”, cerró.