(Foto: prensa Libres Matanza)

Cristian Sánchez, un joven de 21 años del barrio Almafuerte, volvía de bailar la mañana del 24 de diciembre, cuando fue demorado por la Policía Local. Le informaron que tenía pedido de captura tras pedirle el documento, y se lo llevaron detenido. Hace casi 20 días que se encuentra detenido en el Penal de González Catán, pero la familia sostiene que Cristian fue confundido con otra persona del barrio que se llama igual que él. Lo acusan de haber cometido un robo en 2016.

El abogado de la Coordinadora Argentina de Derechos Humanos Emiliano Monitini explicó que “Cristian está detenido por llamarse igual que el acusado de un robo que sucedió hace dos años porque la declaración de la víctima que está en el expediente no coincide con la descripción del joven y, además, no tiene antecedentes, por lo que no hay razón para que esté detenido”.

El día de ayer, organizaciones de derechos humanos acompañaron a la familia para pedir por la liberación de Sánchez al juzgado en lo criminal, en Florencio Varela y Marcón, San Justo. La ex concejal y referente de Libres del Sur Matanza Sandra Oviedo señaló que “Cristian es un pibe pobre de Villa Palito que brinda apoyo escolar en los merenderos del barrio, que está haciendo un gran esfuerzo para poder ingresar a la universidad, estudiar y salir adelante. Lamentablemente, por esa condición, sus derechos son vulnerados”.