El diputado de Unidad Ciudadana Horacio Pietragalla presentó el miércoles una denuncia penal contra la gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de Seguridad Cristian Ritondo y el ministro de Justicia Gustavo Ferrari.

Es “por abandono de personas seguido de muerte y estrago, debido a su responsabilidad en la muerte de diez personas en la Masacre de Esteban Echeverría, la más grave de la historia en una Comisaría”. La denuncia se radicó en el Juzgado Federal en Criminal y Correccional Nº 1 de Lomas de Zamora.

Las muertes ocurrieron en la noche del 15 de noviembre en los calabozos de la Comisaría Tercera de Esteban Echeverría. Allí se desató un incendio que provocó -por el momento- un total de 10 muertes, constituyendo la mayor tragedia en una comisaría desde la vuelta a la democracia.

El lugar concentraba una gran cantidad de irregularidades y estaba desde hace meses inhabilitado por el poder judicial para albergar a detenidos. Sin embargo seguía albergando personas, desoyendo las denuncias que también realizaron organismos de derechos humanos como la Comisión Provincial por la Memoria.

A través de las redes sociales, Pietragalla criticó a través de las redes que “las familias de las personas que fallecieron exigen justicia. Las autoridades ni se pronunciaron sobre el hecho. Salvo Ritondo, que poco antes dijo ‘mejor amontonados que libres’. Piensan también que mejor quemados que libres?”.

En la “Masacre de Esteban Echeverría” murieron Fernando Martín Arguello (de 33 años), Jeremías Rodríguez (19),  Jorge Ramírez (30), Eduardo Ocampo (60) y Juan Lavarda (59),  Juan Carlos Fernández (31), Walter Barrios (21), Elías Soto (20), Miguel Ángel Sánchez (31) y Carlos Ariel Corvera (25).

Todos estaban encerrados en los calabozos, donde estaban hacinadas un total de 27 personas.