Foto NA

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló que la inflación de junio fue del 2,7% a nivel nacional y ya acumuló el 22,4% en lo que va del año.

El dato más preocupante es que el rubro de alimentos lleva un incremento un 60,8% en los últimos 12 meses del años con subas preocupantes en algunos productos importantes de la canasta básica.

Por ejemplo, la leche sufrió un impacto del 82,1%, la manteca aumentó el 108,7% y el queso cremoso se vio afectado en un 99,4%. Esta variación tiene un correlato inmediato en el consumo de la clase baja y media-baja.

La inflación interanual se ubicó en 55,8% y se aleja de los pronósticos que deslizaban los economistas que ofician de voceros del gobierno nacional. Se espera que el número para el 2019 ronde el 40%.