Hugo Melo, secretario general de la seccional matancera de la UOM.

El Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica de La Matanza (UOM) , Hugo Melo, habló con MD sobre los anuncios que realizó el gobierno nacional tras la última mega devaluación del 12 de agosto.

Entre las medidas, se destacó el aumento del salario mínimo, vital y móvil de $12.500 a $16.875 a partir del 1° de octubre. En ese sentido, Melo consideró que la suba “es insignificante. No vemos que esto mejore, son todos manotazos de ahogado de un gobierno que no supo hacer las cosas”.

Y agregó:  “todo complica más las cosas porque las tarifas, los medicamentos y la nafta están dolarizadas. No podemos analizar absolutamente nada con este gobierno porque todo el tiempo cambia las cosas”.

El sector metalúrgico fue uno de los más golpeados por la liberalización de la economía y la caída del mercado interno, a tal punto de que las fábricas del rubro funcionan a un 38% de su capacidad instalada.

“No hay posibilidades de que esto mejore. Hay un mercado interno que no funciona, no hay estabilidad y todos los días hay movimientos distintos en la economía. Todas las fabricas están paradas o producen menos”, enfatizó Melo en ese sentido.

Desde el sindicato remarcan que ya son más de 2 mil despidos los que se sufrieron en la industria metalúrgica desde diciembre de 2015, y muchas produciendo menos de lo que supieron producir.

“La situación es insostenible para los que tienen trabajo, y para los que no, es peor. Hoy vas al supermercado con $2.000 y te comprás 4 cosas”, subrayó Melo y concluyó que “Macri debería tener la voluntad solo de irse antes, pero debemos esperar al 10 de diciembre porque es lo que corresponde en democracia”.