Docentes afiliados al Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) realizaron el viernes un abrazo solidario en la puerta del Instituto Juan Manuel de Rosas de Ciudad Madero, en protesta del despido de 4 trabajadores que fueron echados por afiliarse al sindicato. La manifestación contó con el apoyo de padres y estudiantes.

Desde SADOP adelantaron que realizaron la denuncia en el Ministerio de Trabajo, que “convocó a las partes a una audiencia de conciliación para el próximo viernes 7 de septiembre”. “Consideramos gravemente perversas las actitudes de la familia Pastorini, propietarios del establecimiento educativo subsidiado por el estado provincial”, criticaron desde el sindicato.

En ese sentido, SADOP exige la “inmediata reincorporación en su puesto de trabajo de los docentes” e informaron que realizaro una “presentación en la Jefatura Regional de la DIEGEP (Dirección de Educación de Gestión Privada) para que proceda a la quita de la subvención estatal al Instituto Juan Manuel de Rosas, ya que si el propietario tiene dinero para pagar caprichosas indemnizaciones, no necesitan de fondos públicos para funcionar”.

Además, denunciaron que en las últimas semanas hubo “despidos arbitrarios” en varios establecimientos que también reciben subsidios del estado como el Instituto Gregorio de Laferrere, el Instituto Manuel Belgrano (González Catán), el Instituto Saint Exupery (Ciudad Evita) y el Colegio Santa María (Cañuelas, pero que pertenece al Obispado de Laferrere).

“Exigimos la inmediata reincorporación de todos los trabajadores despedidos en cada uno de los establecimientos mencionados. Repudiamos el intento disciplinador que los empleadores quieren generar, poniendo en riesgo la fuente de trabajo de los docentes”, denunciaron.