Los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) protestan por los 250 despidos comunicados el jueves pasado en las áreas de ciencia y técnica del instituto.

Los despidos forman parte del ajuste de organismos del Estado, que en las últimas semanas involucró a instituciones como el Hospital Posadas, SENASA y Fanazul.

Enrolados en los gremios ATE y UPCN, los empleados concentraron en la puerta del organismo desde temprano y amenazan con cortar la avenida General Paz si no tienen una respuesta por parte de las autoridades, ya que dicen que no existe un canal de diálogo con las autoridades. Varios móviles policiales se acercaron a la zona y crece la tensión en la zona.

Desde el organismo, alegaron que enviaron 250 telegramas de despido a trabajadores que acumulaban incumplimientos varios, como faltas reiteradas, llegadas tarde y licencias a repetición. Además, anunciaron que esta semana el organismo enviará otros 100 telegramas más a trabajadores en las mismas condiciones.

Mientras tanto en el instituto prima el cese de actividades: las autoridades temen que se intente tomar las instalaciones de la sede, por lo que decidieron suspender las actividades en el día de hoy.