Efectivos policiales lograron detener a un peligroso sujeto, quien era buscado por haber ejecutado a balazos a un joven, de 20 años, frente a su novia. El violento suceso ocurrió en octubre pasado en el Bario Nicole de Virrey del Pino.

Voceros del departamento judicial de La Matanza revelaron a que el asesino, identificado como Ángel Dardo de 25 años, fue capturado por estar sindicado como autor del crimen de Rodrigo Romero y sospechoso por el incendio de la casa de una vecina del Barrio Nicole.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el malviviente fue localizado en el cruce de Hipólito Yrigoyen y General Ocampo, en pleno centro comercial de San Justo, en un operativo concretado por los servidores públicos de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Matanza, con el apoyo de los integrantes de la comisaría de Virrey del Pino, quienes se enteraron de que el sujeto había empezado a buscar asesoramiento legal en distintos estudios de abogados.

¿Qué pasó?

Tras una disputa vecinal, Dardo baleó en el estómago a Romero, frente a su novia de 20 años, la madrugada del 25 de octubre, en el lote N° 11 de la manzana N° 51 AD, en el denominado barrio Nicole, tras una brutal disputa con otros vecinos.

Romero tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Simplemente Evita, en González Catán, pero finalmente dejó de existir a raíz de sus graves heridas.

Por otro lado, y en comunicación con MatanzaDigital.ar, Verónica Ocampo, vecina del lote N° 15 de esa manzana y también damnificada por los ataques de Ángel Dardo, comentó que, horas antes del crimen de Romero, “Ángel y su papá Carlos; drogados, alcoholizados y armados vinieron”, junto a otras 10 personas “a hacer disturbios a mi casa”, por un vieja disputa de terrenos que terminó en con la casa de Ocampo incendiada.

Hoy, tras conocer la noticia de su detención, Verónica sostuvo que “se hizo justicia por la familia del chico asesinado y en parte por el daño que me hicieron a mi y a mi familia. Nosotros nos quedamos sin casa y esa familia sin Rodrigo”, dijo y agregó, “de mi parte no voy a parar hasta que queden todos presos, porque solo agarraron a uno, pero falta el resto. Yo no creo ni apoyo la ‘justicia por mano propia’, para eso existe la ley, los jueces y la justicia” concluyó.

Autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa el doctor Néstor Martínez Wakum, de la Unidad Temática de Homicidios de los tribunales de La Matanza.