Las viviendas que ocupan ilegalmente el sitio arqueológico.

Detuvieron a dos personas por estafa con maniobras inmobiliarias clandestinas en Ciudad Evita. Los terrenos que vendían están ubicados en la zona conocida como “Puente 13” y son un sitio arqueológico en el que está emplazado un cementerio Querandí, que pertenecen a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Las personas estaban denunciadas desde hacía tiempo por los vecinos de la zona. “Tienen muchas denuncias por amenazas con armas de fuego y golpes que están en el juzgado federal de Morón y en el de San Martín. Son dos estafadores”, denunció a MD Delia Claros, perteneciente al Colectivo Tres Ombúes, organización que desde hace años pelea por la preservación del espacio histórico.

Se trata de Rolando Pardo (41) y de Maria Isabel Carballo (45), a quienes les incautaron un arma de fuego calibre 22, balas y más de un millón de pesos en diferentes monedas: 883.000 pesos en billetes de diferente denominación y 2.000 dólares estadounidenses.

Según el relato de Claros, Carballo afirmaba ser la dueña de los terreno y en alianza con Pardo, de nacionalidad boliviana, “vendían los terrenos a través de radios de la comunidad boliviana”. “Si no eras de la colectividad no te vendían los terrenos, directamente no te los vendían. Como que era más fácil engañarlos y mentirles”, aseguró.

Las maniobras ilegales llevaron no sólo a la destrucción del patrimonio histórico de la zona sino también a que se convirtiera en un sitio de mucha conflictividad. Es en ese sitio donde fue asesinado el militante de la CTEP Rodolfo Orellana el pasado 22 de noviembre, momentos posteriores a que la policía desalojara una toma de terrenos en el lugar.

El caso es investigado por el fiscal Dr. Daniel Pagnotta de la UFI Descentralizada N°2 y por el Juzgado de Garantías N°1, ambos del Departamento Judicial La Matanza.