Los apresados fueron identificados como Adrián Alberto Marone de 37 años y Oscar Ezequiel Vega de 26 años, alias “Boli”, quienes fueron imputados como coautores del delito de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego, por ser cometido con el concurso premeditado de más de dos personas y con alevosía”.

Según expresó a Télam una fuente cercana al expediente, se cree que Vega es quien conducía el Peugeot 504 y Marone quien efectuó los disparos que mataron a Flores.

Los pesquisas precisaron que Marone es el hijo de Néstor Fabián Marone de 56 años, hasta ahora el único detenido por el hecho y al que le incautaron en su vivienda una pistola Taurus calibre 11.25 (o .45) que se utilizó en el crimen de Flores.

Los allanamientos

Los allanamientos, cuatro en total, fueron realizados por pedido del fiscal de La Matanza Federico Medone y avalados por la jueza de Garantías 1 de ese distrito, Carina Andrijasevich. Tres se efectuaron en Virrey del Pino y uno en González Catán.

En uno de los domicilios allanados se encontró el Peugeot 504 color blanco que se presume que fue utilizado por los sospechosos para darse a la fuga.

Fuentes judiciales indicaron que el auto fue arreglado y luego vendido, sin realizar la transferencia, a un hombre ajeno al hecho que no sabía que el vehículo era buscado por la policía, quien comenzó a alquilarlo para trabajar como remis en la zona de Laferrere.

Además, de las pesquisas se incautaron una campera del club River Plate color negra y dos teléfonos celulares, que serán peritados para obtener más información para la causa.

Las detenciones fueron llevadas a cabo por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) y de efectivos de la Estación de Policía La Matanza en conjunto con la comisaría Altos de Laferrere.

El crimen

El crimen, ocurrió el jueves 1 de octubre cerca de las 22 en una parada ubicada de la rotonda del barrio San Javier y la calle Bacigaluppi, de Virrey del Pino, en el sudoeste del conurbano.

Por ese lugar circulaba el interno 75 de la línea 218, de la empresa Almafuerte, conducido por Flores, cuando de acuerdo al relato de testigos, dos hombres pararon el colectivo, se acercaron por el lado izquierdo de la unidad a la ventanilla del conductor y efectuaron varios disparos, tres de los cuales dieron en la cabeza y provocaron la muerte del chofer en el acto.

El transporte terminó estrellándose contra un árbol y los atacantes escaparon del lugar en un Peugeot 504 blanco que aguardaba en marcha con un tercer cómplice como chofer.

Por último, el fiscal Medone indagará en las próximas horas a los dos aprehendidos e intentará establecer si Flores fue asesinado durante un intento de robo o si los atacantes se confundieron de chofer y fue un ajuste de cuentas.