(Foto: Lucas Sosa)

Tras conocerse el bono de $5.000 que acordaron la CGT que conduce Héctor Daer y el gobierno nacional, desde un sector de la seccional de esa central obrera en La Matanza criticaron el acuerdo que enfrió la posibilidad de un paro general.

“El bono es una contradicción con lo que está pasando en este momento, porque no se cuantas empresas van a poder darlo. Con la caída de la industria, el bono es para hacer marketing”, afirmó Mario Ortiz, el Secretario General de la CGT en el distrito, en diálogo con MD.

Leé más: El sindicalismo matancero avanza hacia su unidad

Por otra parte, Héctor Daer, el ministro de producción, Dante Sica, y el secretario de trabajo, Jorge Triaca, acordaron un esquema para evitar despidos sin causas y que las jubilaciones no sigan perdiendo contra la inflación.

En ese sentido, Ortiz puntualizó que “los empresarios ya se habían comprometido a no despedir y a la semana los industriales estaban despidiendo de nuevo”.

Además, el referente sindical agregó que “no es una medida para tener tranquilidad, sino que hay otras medidas más necesarias para la industria y eso sería más importante que un bono que la mayoría de las empresas no podrán pagar”.

“A Macri no le interesa la gente que queda en la calle”

Ortiz, que también es el referente de los trabajadores textiles a nivel local, se refirió a los datos que arrojó el INDEC sobre la caída del 11,5% de la industria en septiembre y del 24,5% en el rubro textil.

“Las textiles que están trabajando lo hacen a un 60% o 70%, y el resto están medianamente paradas o trabajan sólo hasta los jueves. A Macri no le interesa la gente que queda en la calle”, consideró el sindicalista.

Además, recordó que “el gobierno sacó una ley pyme, pero eso era para un país normal donde haya consumo interno y las pymes pueden usar eso para comprar maquinarias y otros elementos. Pero como el consumo interno no existe, la ley quedó muerta”.