Este lunes 14 de diciembre se producirá un eclipse solar total y podrá observarse por tan sólo dos minutos, en medio del día, en una región privilegiada de 90 kilómetros de ancho del norte patagónico y, en Capital Federal y el conurbano solo se podrá ver de forma “parcial”.

Así, se completará la tripleta argentina que comenzó con un eclipse anular en 2017, siguió con uno total de 2019 y concluye con este nuevo acontecimiento astronómico.

Según los científicos, en la región de la Patagonia de Argentina y Chile, después de las 13 horas, el día se volverá noche y su ancho será de aproximadamente de 90 kilómetros. El eclipse comenzará con una fase parcial alrededor de las 11.45 y terminará cuando la Luna descubra totalmente al Sol, alrededor de las 14.45.

La franja atravesará las localidades cordilleranas de Aluminé, Junín de los Andes, Las Coloradas y Piedra del Águila en el centro la provincia de Neuquén y El Cuy, Sierra Colorada, Ramos Mexia y Valcheta en la línea sur de la provincia de Río Negro. Así como San Antonio, Las Grutas y El Cóndor, ubicadas en la costa atlántica rionegrina. La duración máxima de la totalidad será de aproximadamente 2 minutos y 10 segundos. Se producirá al noroeste de la localidad de Sierra Colorada, en Río Negro.

La totalidad comenzará alrededor de las 13 en la costa chilena, a las 13.04 en la frontera argentino-chilena, a las 13.08 en el límite entre Neuquén y Río Negro, a las 13.14 en el centro de la Provincia de Río Negro, a las 13.18 en Las Grutas, y a las 13.22 cerca de La Lobería, en la costa atlántica argentina.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se podrá apreciar a las 13.32 con un máximo de oscuridad de un 73,6%. Al igual que en CABA, será visible en forma parcial en el resto de las provincias argentinas entre el mediodía y las tres de la tarde.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, oscureciendo total o parcialmente la imagen del astro para un espectador en la Tierra. Este eclipse ocurre cuando el diámetro aparente de la Luna es mayor que el del Sol, bloqueando toda la luz solar directa, convirtiendo el día en oscuridad.

Este eclipse total ocurrirá en una estrecha faja de unos 100 kilómetros de ancho. Dicha zona se va desplazando por la superficie de la Tierra por el movimiento orbital de la Luna en torno a la Tierra y siempre de oeste a este, formando una banda de totalidad.