El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, le retiró el asilo político al periodista Julian Assange, quien vivió en la embajada durante 7 años. Fue arrestado dentro del edificio en Londres por las fuerzas de seguridad británicas.

Assange recibió el apoyo diplomático de Ecuador en 2012, por parte del ex presidente Rafael Correa, tras realizar filtraciones en el sitio Wikileaks sobre documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En las 250 mil filtraciones publicadas se deja en claro el intervencionismo estadounidense en diferentes países del mundo a través de diversos mecanismos políticos, mediáticos y judiciales.

Correa denunció en su cuenta oficial de Twitter que el retiro del asilo a Assange no responde a definiciones político, sino que tiene que ver con una publicación que realizó Wikileaks sobre cuentas offshores de la familia de Lenín Moreno.

De esta manera, se abre la posibilidad de que el periodista sea extraditado a Estados Unidos y allí recibir la pena de muerte por publicar información sobre seguridad nacional.

WikiLeaks ya había denunciado una operación político-judicial por parte del gobierno norteamericano para ser juzgado en el país y recibir la máxima pena posible.

Lenín Moreno, tras romper su vínculo político con la fuerza de Rafael Correa que lo llevó a la presidencia, se alineó con los designios de Donald Trump y rompió el organismo de integración sudamericana, que era UNASUR.

Desde los sectores disidentes de Moreno remarcaron que aclare los casos de corrupción que se le atribuyen y abandone la agenda internacional que entabló tras acuerdos con Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional.