El Centro de Comerciantes de San Justo, representado por Daniel Dauria, junto con Claudio Pugliese de la Federación Empresarial de La Matanza y la CGT, se reunieron luego de haber presentado un protocolo de reapertura de comercios a la Municipalidad de La Matanza, donde también se solicitaron algunas medidas de ayuda económica.

La fiscalización del cumplimiento del protocolo, en caso de aprobarse, estará a cargo de la Secretaría de Planificación Operativa y Control Comunal, además de la Secretaría de Salud Pública. Entre las medidas que se pidieron están la exención del pago de las tasas de servicios, las de publicidad y propaganda y de seguridad e higiene.

Daniel Dauria, en diálogo con Matanza Digital, afirmó que “el panorama es desolador” en el sector y que “aún siendo muchas las ayudas de los gobiernos, son insuficientes porque es muy profunda la merma económica”. Explicó, además, que hay “entre 14 y 15 comercios que ya confirmaron que no volverán a abrir” sólo en San Justo y que están “a la espera de que nos reciba el Intendente”.

“La pandemia puso en valor que hay que hacer las cosas juntos: empresario y sindicato, empleador y empleado”, reflexionó Dauria respecto a crisis. También reconoció que, aunque haya negocios abiertos, “la gente prioriza sólo los consumos necesarios” y que el desafío será “cómo reinsertarnos con la cuestión económica y con el miedo al contacto con el otro”.

Por último, el representante de los comerciantes advirtió que “aumentaron mucho las estafas online”, tanto para compradores como para vendedores, y que desde su cámara deben “brindar seguridad y alertar a los comerciantes por hackeos o estafas” para que “la ansiedad de vender no empeore las cosas”.