El Honorable Concejo Deliberante aprobó este viernes la Ordenanza Tarifaria y Fiscal correspondiente al año 2020, que prevé una suba promedio del 28% en las tasas municipales.

La votación tuvo lugar en la Asamblea de Mayores Contribuyentes, que la Constitución de la Provincia de Buenos Aires determina como condición para sancionar los aumentos de tasas municipales. Ocurrió por la tarde, tras llevarse a cabo la sesión que aprobó el Presupuesto 2020 por la mañana.

Hubo 22 concejales presentes. El oficialismo hizo uso de sus 18 concejales para aprobar cómodamente la ordenanza, mientras que Juntos por el Cambio aportó 4 votos negativos. El único partido ausente fue el monobloque Partido Federal, que preside Miguel Saredi.

“A nadie le gusta anunciar aumentos que tocan al vecino del vecino. El municipio prevé aumentos de entre el 20% y el 35%, que son las zonas que reciben mayores servicios”, indicó en el recinto el oficialista Ricardo Rolleri, presidente del bloque del Frente de Todos.

Rolleri defendió la suba argumentando que “es un aumento factible que nos permite cumplir y recaudar, y la gente debe entenderlo”. Asimismo, explicó que La Matanza subió sus impuestos por debajo del aumento general de los precios. “Desde 2015, y considerando el aumento actual, Matanza aumentó sus tasas un 347% y la inflación fue de 495%”, agregó.

Desde el bloque de Juntos por el Cambio ya habían adelantado que iban a votar negativamente. De hecho, días previos a la Asamblea estuvieron juntando firmas para pedir posponer las subas. Siguiendo esa línea, presentaron un proyecto para suspender el aumento de tasas municipales por 6 meses, que no fue aprobado.

El gesto fue criticado duramente por el oficialismo, que rechazó sin problemas la intentona opositora: “no es una atribución del Concejo Deliberante porque no podemos decidir sobre los recursos que dispone en Departamento Ejecutivo”, cuestionó Rolleri.