El cono del silencio en el año electoral

El allanamiento en Casa Rosada que nadie vio. El derecho a la información en un contexto de concentración mediática.

En la serie de los años 60 del Superagente 86, el cono del silencio era un dispositivo que se usaba en la central de espías para tener conversaciones ultasecretas. Pero como casi todo en las instalaciones de Control, el aparato no funcionaba como debía: quienes estaban en el cono no escuchaban nada, mientras que desde afuera se podía oír perfectamente lo que se hablaba adentro.

Este miércoles el juez federal Sergio Torres ordenó un allanamiento en la Casa Rosada y organismos públicos por la posible comisión de delitos en el otorgamiento de rutas aéreas a la empresa colombiana Avianca. Sin entrar en detalles de la investigación judicial, ya que no es objeto de esta columna, la causa llega hasta Mauricio Macri, ya que antes de obtener la concesión, Avianca compró MacAir Jet, una aerolínea perteneciente al grupo empresario del Presidente.

Las excavaciones de Marijuán en Santa Cruz no arrojaron resultados, pero fueron transmitidas en vivo por algunos medios.
Las excavaciones de Marijuán en Santa Cruz no arrojaron resultados, pero fueron transmitidas en vivo por algunos medios.

Teniendo en cuenta la amplia cobertura audiovisual que se viene dando a las acciones judiciales relacionadas a causas de corrupción, especialmente las cometidas durante el gobierno kirchnerista, resulta preocupante que este allanamiento haya pasado desapercibido. Ese blindaje periodístico perjudica el derecho de acceso a la información consagrado en la Constitución Nacional: si la cadena de medios privada comparte la agenda del partido que controla los medios públicos, entonces queda una sola voz.

Otra vez, no es objeto de esta columna entrar en los pormenores de los casos, sino describir una realidad: el poder mediático juega políticamente, y por la cercanía de las elecciones de medio término sus intenciones se vuelven más evidentes. Mientras dedican programas enteros a determindas causas de corrupción, silencian otras. El peso del interés político de estas empresas en la agenda pública  se ve agravado por la alta concentración mediática que existe en Argentina, un problema común de países en vías de desarrollo.

En la hora más oscura del país, para enterarse lo que sucedía había que ubicarse fuera del cono del silencio y sintonizar Radio Colonia de Uruguay. En otro contexto político (hoy hay democracia), aún hay que rebuscarselas para encontrar información.