Foto: El1

En su novena sesión del año, el Consejo Escolar de La Matanza, presidido por Sabrina Arias, declaró por unanimidad “de interés educativo” a la entrega de módulos alimentarios especiales, que viene realizándose cada mes en el distrito para garantizar el acceso de los niños y niñas a los alimentos aún con las escuelas cerradas por la pandemia de Coronavirus.

La característica es que estos módulos incluyen alimentos especiales, que son aptos para personas con diabetes o celiaquía. En total, son más de 380.000 bolsones mensuales que se entregan a través del Servicio Alimentario Escolar (SAE) a quienes los necesitan en niveles inicial, primario y también en nivel secundario.

Por otro lado, los consejeros de Juntos por el Cambio insistieron en el retorno a las clases en los edificios escolares, argumentando que “la educación es esencial” y exigiendo “vuelta a clases con protocolos”.

Además, mostraron su descontento en un comunicado en el que repudiaron que “el Frente de Todos rechazó por mayoría un pedido de informes para conocer en detalle la situación escolar de los chicos que asisten a escuelas de La Matanza y para conocer el destino de las netbooks y tablets recibidas del Ministerio de Educación de la Nación”.

La sesión fue la primera que se llevó a cabo de manera presencial en el año, ya que las anteriores habían sido de modo virtual. Para ello, se usó el recinto del Honorable Concejo Deliberante, que cuenta con módulos separadores entre las distintas bancas para evitar cualquier posible contagio por vías aéreas.