Luego del gran mundial que disputó la selección femenina de fútbol femenino, el entrenador Carlos Borrello decidió desafectar del plantel a la capitana del seleccionado Estefania Banini. En solidaridad con esta incomprensible medida, varias compañeras también decidieron bajarse de la nomina para ir a los juegos Panamericanos de Lima: Ruth Bravo, Belen Potassa, Florencia Bonsegundo.

La situación al parecer comenzó a ponerse tensa luego de que las referentes del grupo, las mas experimentadas exigieran cambios en el cuerpo técnico, entendiendo que este no estaba a la altura de lo que hoy se pretende para el fútbol femenino en nuestro país.

Tal como se puede leer en el descargo vía redes sociales de Florencia Bonsegundo “… Necesitamos gente profesional quienes dejen las diferencias de lado apoyando lo que un grupo necesita y no tachando referentes por alzar la voz”.