Desde ayer las cocinas del Ejército Argentino ya se encuentran en funcionamiento en el Polideportivo Tierra, Techo y Trabajo de la Parroquia San José ubicado en cercanías de la estación de tren Justo Villegas de Ciudad Evita, lugar que funciona y funcionará durante la pandemia como campamento base para la Fuerza Nacional.

“A la crisis del Coronavirus la enfrentamos con justicia social y la unidad de todos. Creemos que municipio, la provincia, nación, iglesia, movimientos sociales, sindicatos y empresas tienen que unir sus fuerzas ante uno de los momentos más difíciles de nuestra historia.
Dios no se olvidó de los pobres” publicó el Comité de crisis Parroquia San José en un comunicado que difundió a la prensa.

Encabezado por el obispado y conformado por la parroquia, sus comedores populares, la sala Madre teresa, lo hogares y las dependencias educativas del Barrio Puerta de Hierro (San Justo) y Barrio 17 de Marzo (Isidro Casanova), Barrio BID (Ciudad Evita) entre otros, el Comité suma al trabajo a la Parroquia San José y a sus dependencias en estos tiempos en que la crisis sanitaria se conjuga con la crisis social en los barrios más postergados de la ciudad y el Conurbano Bonaerense.

En linea con las medidas tomadas por el ejecutivo nacional, la parroquia y sus integrantes han redoblado sus esfuerzos abriendo los cuatro comedores dia y de noche para, junto al Ejército, entregar 5000 raciones diarias de comida, como así también y bajo la consigna “Nadie en la calle, nadie sin casa”, la comunidad de San José ha abierto sus puertas para albergar a más de 350 personas en situación de calle entre las que se encuentran familias, abuelos y abuelas y personas en consumo.

Por otra parte, para evitar la propagación del COVID-19 y así evitar que la población se vea obligada a salir de sus barrios, el Estado acercó oficinas de Anses, Renaper y Acceso a la Justicia a estos lugares para que cada vecino y vecina pueda realizar sus consultas y/o trámites de una manera más segura.