Foto: Estefanía Leal

En Uruguay se llevaron a cabo las elecciones para las intendencias de cada departamento, que debían realizarse en mayo pero se pospusieron por el Coronavirus, y el Frente Amplio se impuso en las dos comunas de mayor población: Montevideo y Canelones. Así, la coalición de izquierda gobernará la capital del país vecino.

El Frente Amplio, que incluye sectores de izquierda, obreros, comunistas, progresistas y corrientes populares y es opositor al presidente Luis Lacalle Pou, obtuvo el 50,7% de los votos. De los tres candidatos que presentaba, la más votada para mandar en Montevideo fue Carolina Cosse, que obtuvo 180.136 votos, equivalentes al 20,7%.

Para hacer un paralelo, las intendencias de los departamentos en la República Oriental del Uruguay son equivalentes a los gobernadores y las gobernadoras provinciales de Argentina. La nueva intendenta de Montevideo, entonces, tendrá un cargo de importancia similar a la del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Cosse es ingeniera electricista y tiene un magíster en ingeniería matemática. En 2010, cuando José Mujica asumió la presidencia uruguaya, ella fue nombrada presidenta de la compañía estatal Antel (Administración Nacional de Telecomunicaciones). Luego fue Ministra de Industria durante el mandato de Tabaré Vázquez entre 2015 y 2019.

A pesar de esos triunfos en departamentos importantes, desde el Frente Amplio se lamentaron por haber perdido la intendencia de Paysandú, Río Negro y Rocha, que eran gobernados por su coalición y ahora quedaron en manos del Partido Nacional.