Foto: Nacho Eguiguren

El massismo local le envío una carta documento a la intendenta Verónica Magario para reclamar el acceso al sistema informático que detalla la ejecución presupuestaria que realiza el municipio. Dicho sistema se llama M@jor.

El pedido fue realizado por el jefe de la bancada del Frente Renovador, Daniel Novoa, y se desprende de las quejas tras la aprobación de la ‘mega emergencia’ municipal que le permite al ejecutivo realizar contrataciones directas en todas las áreas.

Mirá más: Los dichos de la oposición por la transparencia de las compras directas

“A nosotros nos preocupa la compra directa. Hay una resolución del Honorable Tribunal de Cuentas del 2016 donde dice que los concejales debemos tener acceso permanente al sistema informático RAFAM para enterarnos de las compras y en este municipio eso no se cumple”, había dicho Novoa durante la sesión en donde se aprobó la ordenanza.

En ese sentido, desde el Frente Renovador aseguran que es un deber del Poder Ejecutivo Municipal brindar los accesos a estos sistemas y remarcan que se deben cumplir las normas dictadas por el Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires.

Este es un debate que recrudece en cada rendición de cuentas que se lleva a cabo en el distrito, ya que los concejales alertan por las dificultades para ingresar a los programas de control.