El principio de acuerdo contempla un bono de 1000 pesos para los titulares de la Asignación Universal por Hijo y los jubilados que cobren la mínima. Además se eximirá hasta 15 mil pesos el pago del impuesto a las ganancias sobre el medio aguinaldo para aquellos salarios que van hasta los 55 mil pesos.

Las medidas fueron anunciadas por el ministro de trabajo, Jorge Triaca, y el vice jefe de gabinete, Mario Quintana, en conferencia de prensa luego de la larga reunión que mantuvieron con la cúpula de la CGT.

Andrés Rodríguez, referente de UPCN y cercano al macrismo, consideró que se llegó a un principio de acuerdo “aceptable” y enumeró “una solución efectiva para el sector de los jubilados, otra para los benificiarios de asignaciones sociales, una tercera que consiste en eximir del pago de ganancias de los aguinaldos y por último la posibilidad de compensar la pérdida de poder adquisitivo de privados y estatales”.

En ese sentido, Héctor Daer, que forma parte del triunvirato que conduce la CGT, indicó a la salida de la reunión que “el sector público está avanzando”, y además adelantó que “hemos logrado que el miércoles se convoque a sectores empresariales a los efectos de abordar una discusión que tiene que ver con una suma de dinero para el sector privado”.