En medio de la crisis económica y cambiaria que atraviesa el país, el secretario de Economía y Hacienda local salió a hablar de los últimos anuncios que realizó el gobierno nacional, tras dar a conocer que buscará reestructurar la deuda privada que contrajo en estos 4 años.

“El gobierno es responsable exclusivo de haber llegado a esta situación. Recibió apoyo internacional, malgastó los recursos del Fondo (Monetario Internacional) y no resolvió el problema de la salida de capitales”, cuestionó Roberto Feletti en una entrevista a Minutouno.

El gobierno anunció este miércoles una reestructuración de la deuda -o “reperfilamiento”, según palabras del ministro de Economía, Hernán Lacunza- con bonistas para contener la corrida financiera contra el peso que en las últimas semanas ocasionó pérdidas importantes de las reservas internacionales que resguarda el Banco Central.

Esto incluye la postergación de pagos de algunos títulos y apunta a extender los plazos para abonar intereses con acreedores y con el propio Fondo Monetario Internacional (FMI). La situación puede leerse como el reconocimiento del gobierno de que se endeudó más de lo que puede pagar el país y el llamado a una renegociación que aleje a la Argentina de la declaración de un nuevo default.

Sobre las medidas, Feletti afirmó: “la decisión es una discusión sensata, que hay que darla, pero que no resuelve el problema de la demanda de dólares. A lo sumo lo que hace es sacar un demandante, que son las divisas para el pago de deuda. Pero no resuelve las demandas de divisas para importaciones, para el giro de utilidades y dividendos, ni el resto de la demanda”.

En ese sentido, el economista explicó que la reestructuración “va a alargar los plazos originales de pago”. “La ley de administración financiera denomina que el Ejecutivo puede reestructurar la deuda original, extendiendo los plazos originales, siempre y cuando logre mejores condiciones que el bono emitido originalmente”, agregó.

Pero alertó sobre los efectos que tendría una mala negociación con los acreedores. “Esto fue el grave problema del megacanje, que se abultó el monto, se abultó la tasa de interés y lo único que consiguió fue un alargamiento de los plazos”, aseveró.

Finalmente, el funcionario matancero cargó contra la política de endeudamiento que llevó a cabo el gobierno de Cambiemos, empujando al país a una aguda crisis económica. “Fueron al FMI para alejarnos del fantasma del default. Pero resulta que nos encontramos poco más de un año y medio después con una tasa del 75%, con una devaluación del 50%, una inflación que puede ser mayor a 60%. Es decir, todas las variables desmadradas, pero además, con un riesgo país de más de dos mil puntos”, cerró.