La resolución publicada en el Boletin Oficial lleva la firma del Ministro de Energía, Juan José Aranguren. (Foto: Télam).

A través de la resolución 212 – E/2016 publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Energía y Minería oficializó hoy el nuevo cuadro tarifario para el servicio de gas. Las nuevas tarifas incluyen subas de hasta el 300 por ciento para los usuarios de menor consumo, tarifa social y bonificaciones por ahorro; y de hasta el 500 por ciento para el caso del comercio y la industria.

La cartera que conduce Juan José Aranguren anunció que la reducción de subsidios será progresiva, a un ritmo semestral, a fin de alcanzar en abril de 2019 la eliminación de los subsidios, salvo en los casos de la Patagonia, Malargüe y la Puna, que parten de precios inferiores al resto del país, por lo cual la reducción terminaría en 2022.

Según establece la resolución, las tarifas residenciales se actualizarán en los meses de abril y octubre de cada año, “teniendo en cuenta el tipo de cambio vigente y el valor del precio objetivo en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) en cada momento, hasta llegar a la eliminación total de los subsidios en el año 2019” y en las zonas de la Patagonia, La Pampa y la Puna la reducción será en 2022.

En su artículo 10, establece que el incremento en las tarifas tendrá un tope del 300 por ciento para los usuarios de la categoría R1-R23; del 350 por ciento para la categoría R31-R33; del 400 por ciento para la R34; mientras que será del 500 por ciento para el sector comercial e industrial (usuarios SGP). Dichos topes de aumento tendrán vigencia siempre que el monto total de la tarifa supere los 250 pesos.

La resolución mantiene además la tarifa social prevista con beneficio del 100 por ciento para el precio PIST y establece una bonificación para usuarios que tengan un ahorro del 15 por ciento o más en su consumo, comparado con el mismo bimestre del año anterior. El texto resalta que los nuevos cuadros tarifarios implican “una rebaja del precio del gas natural de 72,6 por ciento promedio” en relación al establecido por el Ministerio de Energía para abril pasado, que finalmente fue suspendido por la Corte Suprema de Justicia.