Foto: Sipreba

El Gobierno presentó formalmente en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados el proyecto de presupuesto 2019 que el Gobierno buscará aprobar en el Congreso en los próximos días.

El Poder Ejecutivo proyecta para el año que viene una inflación acumulada de 23% (un promedio interanual del 34,8%) y un dólar a $42 para el año próximo. Además, contempla una continuidad de la recesión: la actividad económica caerá medio punto -0,5%, estima el Gobierno.

En línea con el ajuste impulsado por el Ejecutivo sobre las cuentas del Estado, durante la presentación, Dujovne volvió a sostener la necesidad de contar con un presupuesto con “sustentabilidad de las cuentas públicas”. Para eso el Gobierno apuesta que el déficit fiscal primario para el año sea del 0 por ciento.

Por otro lado, pensando en hacerle frente a la recesión, en el Gobierno confían en salir “fortalecidos” ya que “la economía contará con un tipo de cambio real más competitivo que impulsará nuestras exportaciones”, sostiene el documento.

Otro dato relevante que dejó la presentación es que el Estado nacional no hará contrataciones de empleados, ni cubrirá vacantes por retiros voluntarios o jubilaciones. Habrá recortes a la obra pública y a los subsidios. En esa línea, se trasladará el subsidio a las tarifas eléctricas y del transporte a las provincias.