El Gobierno nacional promulgó la ley 27.605 que establece el Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a mitigar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

Lo hizo a través del Decreto 1024/2020, publicado este viernes en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Esta ley crea con carácter de emergencia y por única vez, un aporte extraordinario, obligatorio, recaerá sobre unas 11.855 personas personas, según estimaciones realizadas por el oficialismo.

El aporte a ingresar por los contribuyentes con sus bienes en el país será equivalente a 6 millones de pesos más el 2,25% sobre el excedente de un valor total de 300 millones de pesos de fortuna personal.

Quienes tengan hasta 300 millones de pesos radicados en la Argentina no serán afectados por este aporte.

Aquellos que tengan una fortuna de entre 300 millones y 400 millones de pesos inclusive pagarán seis millones de pesos más el 2,25% sobre el excedente de trescientos millones de pesos, dice la ley.

Entre 400 millones y 600 millones inclusive pagarán unos 8.250.000 pesos más el 2,50% sobre el monto inicial de cuatrocientos millones de pesos.

De 600 millones a 800 millones inclusive pagarán 13.250.000 pesos más el 2,75% sobre el excedente de seiscientos millones.

De 800 millones a 1.500 millones inclusive abonarán 18.750.000 de pesos más un 3% sobre el excedente de ochocientos millones.

Entre 1.500 millones y 3.000 millones de pesos inclusive pagarán 39.750.000 pesos más el 3,25% sobre el excedente de los mil quinientos millones de pesos.

Los que estén por encima, abonarán 88.500.000 pesos más una tasa del 3,5% sobre el excedente de tres mil millones de pesos.

El artículo quinto indica que por los bienes situados en el exterior, en caso de no verificarse su repatriación, se deberá calcular el aporte con tasas que van el 3% al 5,25%.

Escala de tributo de bienes que superan los 300 millones de pesos.
Se entenderá por repatriación, a los fines del artículo anterior, el ingreso al país, dentro de los sesenta días contados desde la entrada en vigencia de esta ley, de las tenencias de moneda extranjera en el exterior.

Asimismo, se tomarán en cuenta los importes generados como resultado de la realización de activos financieros en el exterior, que representen como mínimo un treinta por ciento (30%) del valor total de dichos activos.

El Poder Ejecutivo nacional podrá ampliar en otros sesenta días el mencionado plazo.

Por último, se aclaró que, si en los últimos 180 días hubiera variaciones en los bienes de algún contribuyente que hicieran presumir una operación destinada a eludir el pago de este aporte, la AFIP podrá disponer que esos activos se computen a los efectos determinar el monto a cobrar por el Estado.

¿Cuál es el destino del dinero recaudado?

  • 25% a programas de exploración, desarrollo y producción de gas natural.
  • 20% a comprar equipamientos de salud para atender la pandemia.
  • 20% a apoyar a pymes con subsidios y créditos.
  • 20% para financiar un relanzamiento del plan de las becas Progresar destinado a jóvenes estudiantes.
  • 15% para urbanizar barrios populares en donde serán contratadas cooperativas de los vecinos de cada barrio.