Foto: Noticias Argentinas

Con 138 votos a favor, 103 en contra y 8 abstenciones, el gobierno sancionó el proyecto de presupuesto 2019 acordado con el Fondo Monetario Internacional, votación que se realizó previo a que se diera a conocer el nuevo memorándum de entendimiento que firmó el gobierno con el organismo multilateral. El acuerdo se conocerá este viernes.

El debate, que se extendió algo más de 17 horas, no estuvo exento de irregularidades: la sesión tambaleó mientras diputados de la oposición denunciaban la durísima represión que se desataba en los alrededores del Congreso. La tensión se trasladó hasta adentro del recinto y levantó la temperatura de la sesión, con la insólita invitación a pelear del diputado de Cambiemos Nicolás Massot al diputado de Unidad Ciudadana Leopoldo Moreau.


Afuera ocurrió una situación similar a la acontecida durante el tratamiento de la reforma previsional. La policía inició la represión, con balas de goma y gases lacrimógenos, luego de que un grupo de encapuchados comenzara a tirar piedras y armar disturbios, corriendo a las miles de personas que se habían acercado pacíficamente hasta la plaza de los dos congresos. La oposición denunció que se trataban de policías de civil.

La jornada culminó con la detención arbitrarea de 27 personas, muchas de ellas militantes y periodistas que se encontraban a varias cuadras de distancia de donde había disturbios. Entre ellos se encontraban miembros de la Garganta Poderosa y de Télam.

El desarrollo de la sesión

Con la garantía del apoyo del PJ para dar quorum y votar el proyecto, el oficialismo manejó con tranquilidad los tiempos de la sesión. La votación se realizó en general y en algunos puntos en particular. Esto despertó la bronca del kirchnerismo que terminó abandonando sus bancas a los gritos cuando el oficialismo no aceptó discutir cada artículo en particular.

Entre las modificaciones ocurridas en el tratamiento, se aprobó el pedido de las entidades rurales para que no paguen incrementos en el aumento de bienes personales. De esta forma, con el nuevo presupuesto el campo no pagará más impuestos por inmuebles rurales.

Por otro lado, el gobierno aceptó avanzar en la exención de impuestos al champagne, por lo que las empresas se ahorrarán el pago de un gravamen del 12%. Finalmente, cerca de las 6 de la mañana hubo un intento por incluir en la votación un proyecto para que los jueces paguen impuestos a las ganancias pero que rápidamente fue descartado, con la promesa de que se trate en la próxima sesión.