La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) cerró su acuerdo paritario de este año con un 35% de aumento que se pagará en tres tramos, cláusula gatillo, sumas fijas y recomposición por las pérdidas de 2018.

El secretario general de la UOM de La Matanza, Hugo Melo, habló con MD sobre esta negociación y aseguró que “no es lo que realmente necesitan los trabajadores ni lo que puedan recomponer el salario metalúrgico. Nos hubiera gustado algo mejor”.

Además del incremento para este año, se agregará un 8% más para recomponer lo perdido en 2018 y un extra de $12 mil que se pagará en 6 cuotas. Así se totaliza el 35% de aumento.

“Hay una situación muy compleja en el país. La pasa mal el trabajador, la obra social y el empresario que no puede vender”, agregó Melo, que aseguró que en el distrito se perdieron más de 2 mil puestos de trabajo en el sector.

A nivel nacional, el rubro metalúrgico totaliza un total de casi 200 mil trabajadores y trabajadoras. En este momento, esta rama de la industria cuenta con sólo un 38% de la capacidad instalada en funcionamiento según datos del INDEC.

En ese sentido, el referente del sindicato local expresó que “hay fábricas que se caen, que caen en su producción, no podemos decir nada en positivo. El grueso de los trabajadores no está bien”.

En el plano político, la UOM local decidió acompañar al Partido Justicialista local, a diferencia de lo que pasó en las elecciones legislativas de 2017 ya que acompañaron a la lista encabezada por Florencio Randazzo.

“Nosotros tomamos una decisión que es trabajar para el PJ local y buscar la unidad en todo sentido. Vamos a trabajar para la compañera Cristina o quien ella decida, como Alberto Fernández”, finalizó Melo.