Se trata de un desarrollo nacional que es equivalente a las pruebas PCR para confirmación de la presencia del virus en el organismo humano, pero el aporte fundamental es que sus tiempos son mucho más cortos.

Hasta hace unos días, la confirmación o rechazo de las pruebas para Covid-19, que se realizaban a los vecinos y vecinas de La Matanza que requerían hisopados, demoraba al rededor de 48 horas debido al procedimiento habitual en los laboratorios asignados.

Pues ahora, las pruebas son procesadas en el servicio de laboratorio del Hospital Dra. Teresa Germani ubicado en Gregorio de Laferrere. De este modo, el área de Biología Molecular del centro asistencial ya forma parte de la red de que procesa hisopado para Covid-19.

Respecto del proceso, la jefa del Servicio del Laboratorio, doctora Anabel Lucio, explicó que “la técnica utilizada en el Germani es la amplificación isotérmica del ciclo, lo que permite en un ciclo de 5 o 6 horas tener un resultado”.

Según señaló la facultativa, “este proceso mejora significativamente la calidad de la atención a los pacientes, porque acelera los tiempos para el tratamiento. Una vez que llega la muestra, que son hisopados nasofaríngeos, nosotros realizamos la extracción de RN, que es el genoma viral, y después utilizamos la técnica de amplificación isotérmica, que permite detectar si existe o no la presencia de la RN viral. Si existe, decimos que es detectable, por lo tanto, es positivo”, detalló la especialista.

Por su parte, la Secretaria de Salud de La Matanza, doctora Gabriela Álvarez, destacó que “para los casos, por ejemplo, de los testeos en geriátricos la técnica aplicada en el Germani y los rapid-test significan la posibilidad de salvar muchas vidas”.

Así también, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, expresó su satisfacción y su orgullo por el avance científico en un hospital del municipio y aseguró, “estamos muy orgullosos de contar con profesionales y científicos de primera línea y de haber realizado las inversiones en millones de pesos necesarias para que todas las y los vecinos de La Matanza puedan contar con estos tests, que nos van a permitir salvar muchas vidas”.

“Es un orgullo como argentino que tengamos estos rapid-test de fabricación nacional y es un orgullo como matancero ver cómo nuestros equipos y nuestras médicas y médicos pueden hacer realidad tener los resultados en una décima parte del tiempo que llevan normalmente”, concluyó.