La Abuela de Plaza de Mayo Elsa Pavón dará testimonio sobre la desaparición de su hija Mónica Grinspon y su yerno Claudio Logares; y por la apropiación de su nieta, Paula Logares.

Este miércoles 3 de octubre se llevará a cabo la séptima audiencia por el avance de los juicios por los crímenes ocurridos en el ex centro clandestino de detención Brigada de San Justo, a dos meses de haber comenzado a escuchar los testimonios de víctimas y testigos.

Esta semana declarará, entre otros querellantes, la Abuela de Plaza de Mayo Elsa Pavón, quién ofrecerá testimonio por la desaparición forzada de su hija Mónica Sofía Grinspon, su yerno Claudio Logares y su nieta Paula.

Los tres fueron secuestrados en Uruguay en 1978 y traídos de nuevo al país, en el marco del Plan Cóndor. Fueron vistos por sobrevivientes del ex centro clandestino de detención. La hija pequeña del matrimonio fue separada de sus padres y apropiada por el sub comisario de la Brigada, Rubén Luis Lavallén. Su identidad fue restituida en 1984.

Por ese entonces, el represor también oficiaba como jefe de seguridad de la fábrica de Mercedes Benz ubicada en Virrey del Pino. La fábrica de vehículos es una de las tantas empresas acusadas de ser cómplices del terrorismo de Estado.

Desde los organismos de derechos humanos matanceros convocan a la sociedad a acompañar el testimonios de las víctimas en el Tribunal Oral Federal n° 1 de La Plata a partir de las 11:00 hs. Las audiencias son públicas.

“A Paula la apropió el subcomisario que torturó a su madre. Elsa junto a las Abuelas de Plaza de Mayo le restituyeron la identidad a Paula en 1984, pero nunca dejó de buscar justicia por Mónica y Claudio, y por todos nuestros padres y madres. Su huella profunda nos convoca a abrazarla y continuar sus pasos”, convocaron desde H.I.J.O.S La Matanza.