Una bocana de aire llegó a los Bomberos Voluntarios de La Matanza. Luego de advertir sobre el grave estado de situación financiera, y la imposibilidad de costear los sueldos y costos operativos a partir de julio, los bomberos lograron un acuerdo con el municipio para que ser financiados.

El encuentro con las autoridades municipales tuvo lugar el viernes de la semana pasada en el Palacio Almafuerte. Allí el secretario de Gobierno, Gustavo Dutto, les informó la intención del municipio de financiar al cuerpo de bomberos a través del destino de un porcentaje del impuesto de tasas de servicios generales que cobra el Estado local.

“Nos dieron el visto bueno de la intendenta Verónica Magario sobre el proyecto de ordenanza que le habíamos presentado nosotros. Va a ser un monto que cobraría el cuerpo de bomberos a través de un impuesto del 2,5% sobre la tasa de servicios generales municipales”, informó a MD el presidente de la Comisión Directiva de los bomberos, Gustavo Cid. La ordenanza se trataría en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante de julio.

Según explicó el bombero, el porcentaje de la tasa se determinó en un función de “un plan de inversión de acá a 5 años” que presentaron le presentaron al municipio, contemplando todo lo que que se necesita invertir en la institución. “Incluye los gastos operativos y parte de las deudas que tenemos”, agregó Cid.

El monto que debe la institución con sede en Ramos Mejía es de $90 millones. Así lo determinó una auditoria interna que realizaron en el último tiempo. Pero el adeudo más grande es con la AFIP, por lo que la institución reclama al gobierno nacional que intervenga y condone la deuda que tienen los bomberos.

“Como le ha condonado deudas a empresas privadas, consideramos que los bomberos es una institución de bien público y que cubrimos una función del Estado. Por eso le estamos pidiendo que condene la deuda de la AFIP”, aseveró Cid.